Why do some aloes suffer pests, and others do not?

¿Por qué algunos aloes sufren plagas, y otros no?

Durante estos años de andadura en el cultivo de aloe vera ecológico hemos tenido muchos encuentros e intercambios de experiencias con otros cultivadores de aloe en España. Uno de ellos, que conocimos en el stand de Demeter en Biofach (Nuremberg) hace unos años, nos contó que su plantación murió en cosa de un mes, atacada por roedores campestres que se comían el tronco de la planta matándola de raíz. Otros, nos han contado que sufrieron todo tipo de plagas; unos de cochinilla, otros de caracoles, de conejos, etc., causando serios daños a las hojas y a la plantación.

Pues bien, nos llama la atención que, tras casi 5 años de cultivo de aloe vera ecológico en nuestra finca, no hemos tenido ningún problema de plagas. Por tanto, ¡no hemos realizado ningún tratamiento! – tocamos madera. ¿Y a qué se debe esto? ¿Por qué a unos les afectan las plagas y a otros no?

La respuesta es sencilla: se debe al espacio natural en el que se cultiva el aloe. Nuestra finca se encuentra en un paraje natural protegido (Red Natura 2000), donde existe una gran biodiversidad. Es un espacio puro, virgen y libre de contaminación. Cada especie tiene un depredador, el cual mantiene “a raya” la población de su presa, creando así un equilibrio a lo largo de la cadena trófica. Las plagas surgen cuando no existen esos depredadores, cuando se producen desequilibrios, casi siempre por la mano del hombre (ej.: uso de pesticidas). Una plantación de aloe vera, aun siendo ecológica, depende mucho de las prácticas del entorno que la rodea. Si está se encuentra inmersa en medio de la agricultura convencional, sufrirá las consecuencias de la destrucción del equilibrio biológico del entorno.

El equilibrio de la cadena trófica existente en los biotopos naturales unidos con buenas prácticas agrícolas son el mayor activo de una explotación de agricultura ecológica: evita plagas y los tratamientos necesarios para controlarlas (aunque sean ecológicos, mejor evitarlos).

La biodiversidad existente en nuestra finca nos otorga un gran beneficio: producir el aloe vera ecológico más sano, más puro y más natural. Si entre todos preservamos el medio natural que nos rodea, no necesitaremos tocar madera cuando hablemos de plagas.

Regresar al blog